viernes, 2 de marzo de 2012

Relative.

No logro comprender, entonces abro paso a la destrucción.
Aunque no sé si lleva de la mano perfección o imperfección.
No logro dormir o a veces tenerme en pie, no sé ver ni el blanco, ni el negro, ni el gris, ni el rosa.
No diferencio los coches ni las personas ni los monstruos que hay debajo de mi cama.
No me siento bien si me despierto, tampoco si me duermo.
No tengo prioridad sobre pelo liso o rizado, sobre playa o montaña, sobre bolso o mochila.
A mi alrededor no veo hermosura, veo basura.
No sé que es la verdad o la mentira, piadosas o no, pero sí me han dicho lo que duele.
Me han enseñado los límites, aunque no los comprenda.
Hablo sobre todo, aunque no lo comprenda.
Intento hacer lo justo, en un mundo que no sabe ni qué es eso.
Suplico lo mismo, aunque no sepa ni qué es eso.
Todos respiramos aunque no sabemos ni porqué.
Quizás debería haber pedido nacer, quizás no.
No sé hasta qué punto la petición es petición en si, o hasta cuánto se respeta.
O qué es el respeto aquí o en tu país.
Lo que sé es que hincho mis pulmones aunque esté cansada,
que a veces me gustaría vivir, y otras dejarme morir.

Ansiaríais mi miedo para nombraros valientes solo con el hecho de respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada