viernes, 18 de julio de 2014

Desatascarse.

No tengo palabras pero escribir desatasca el corazón.
Parecimos intocables, pero no estamos por encima de las vanalidades de la vida.
Los restos me apuñalan suavemente porque soy mediocre, junta o separada.
Soy experta en reinventar una y otra vez futuros posibles y presentes imposibles.
Tan altos que a veces, tienes que descansar para subirlos.
Y aquí estoy,en la cima de todo ésto.
Tanta escalera y sudor. Y orgullo. Y muertos.
Miedo de mi sombra, pero atrevida a sentir.
Llena de sentimientos decapitados más hambrientos de vida que nunca.
Lo cierto es que no sé si merecerá la pena.

Sé que callé como si nunca más fuese a abrir la boca mientras esperabas más y más de mí.
Ahora me tengo a mí, y ya no quiero más, me sobra todo. Quizás por eso no tenga palabras.

No es fácil, pero es la única manera de no estar dentro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada